Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

Dale clic, y escúchala la mejor música tropical.

lunes, 15 de agosto de 2016

Exigen erradicar discriminación por pelo crespo en escuelas y universidades (+Video)

Organizaciones piden destitución de Ligia Amada

SANTO DOMINGO (Rep. Dominicana).-Un grupo de organizaciones y ciudadanos demandó al gobierno de Danilo Medina poner fin a los casos de discriminación que se dan algunos planteles educativos, incluyendo universidades, contra estudiantes de rasgos afrodescendientes que tienen el pelo crespo.

Las organizaciones leyeron el pasado jueves un documento público frente al Ministerio de Educación de Educación Superior Ciencias y Tecnología (MESCyT) y en el Ministerio de Educación (Minerd).

En el MESCyT, pidieron la destitución de su titular, Ligia Amada Melo, por haber discriminado a la politóloga Fátima González (Nicky) por llevar el pelo crespo y por andar “desaliñada” y “mal presentada”.

“Melo no está en condiciones de ostentar ni mucho menos administrar un cargo que demanda espíritu y criterios democráticos e inclusivos que garanticen el respeto a la Constitución y a las convenciones internacionales firmadas y ratificadas por el Estado”, plantearon.

“Exigimos que la ministra renuncie del puesto o sea destituida por el presidente Danilo Medina, y que además pida excusas a la ciudadana discriminada y a la nación dominicana”, dijeron.

Las activistas sociales, entre quienes figuran la periodista Maribel Núñez, Bienvenida Mendoza, Marilyn Gallardo y Altagracia Jean Joseph, fueron agredidas por personal de la MESCyT.

A continuación el documento que entregaron también en el Minerd, que dirige Carlos Amarante Baret, y que hasta el momento tiene más de 180 firmas de ciudadanos:


Santo Domingo, RD

11 de agosto del 2016

Señor
Danilo Medina Sánchez
Presidente de la República Dominicana

Señora
Ligia Amada Melo de Cardona
Ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología,

Señor
Carlos Amarante Baret
Ministro de Educación

Distinguidas autoridades:

Nosotros, ciudadanas y ciudadanos y organizaciones defensoras y promotoras de los Derechos Humanos, les saludamos, y a la vez les manifestamos nuestro rechazo a la práctica reconocida públicamente por la Ministra de Educación Superior Ciencia y Tecnología, Sra. Ligia Amada Melo, de establecer criterios de exclusión que contravienen el principio y derecho a la igualdad establecida en la Constitución de la República Dominicana.

Manifestamos nuestra condena respecto al hecho comprobado de que efectivamente la joven Fátima González Méndez (Nicky), sufrió un ataque a su dignidad, fue discriminada por motivos de “raza” y se le violaron sus derechos constitucionales por una institución pública llamada a preservar “la identidad y cultura nacional, como punto de partida para la universalidad del patrimonio cultural”, “el respeto al ser humano, su dignidad y su libertad” y “la igualdad de oportunidades en el acceso a los beneficios de la educación superior, sin que medien prejuicios por origen social, etnia, religión o género” conforme a lo establecido en la ley que la instituye, creada con el número 139-01 de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

La politóloga Fátima González acudió al MESCyT a solicitar una beca para estudiar en el exterior y según denunció a través de su cuenta en la red social Facebook, la ministra Melo le negó el acceso a un servicio en función de su apariencia física y le expresó su negativa aún cuando luego reconoció públicamente que cumplió con los requisitos de índice académico requeridos e idoneidad para recibir dicho servicio conforme a los principios establecidos en la Ley de Educación Superior. 

La ministra Melo expresó a la señorita González: “YO NO LE DOY BECAS A PERSONAS QUE TENGAN EL PELO COMO TÚ, SOY ANTICUADA PERO NO ... NO INSISTAS NO LE DOY BECA A PERSONAS QUE TENGAN EL PELO COMO TÚ”, contraviniendo el carácter de “Estado Social y Democrático de Derecho” como es el nuestro según el artículo 7 de la Constitución Dominicana, protector y garante y de todo Estado comprometido con los convenios y pactos internacionales en acceso a la educación pública, constituyendo una violación inaceptable a la dignidad de las personas solicitantes de beca en una instancia pública.

En rueda de prensa ofrecida luego del lamentable hecho racista y clasista, la ministra Melo, intentó justificar su actuación y reiteró que: "no le presté atención”, ya que la solicitante de la beca que ofrece el Estado “vino un poco desaliñada.”

Esta segunda intervención, ahora pública, constituye una admisión de que en esa institución pública se aplican prácticas que contravienen los Derechos Humanos de todos los ciudadanos dominicanas y dominicanos por el hecho de no llevar las ropas y apariencias demandadas por un código de presencia arbitrario que obliga a las y los dominicanos a negar su identidad para poder optar por el derecho a recibir del Estado el apoyo financiero para sus estudios.

Es indignante enterarnos de que las becas que son subvencionadas con fondos públicos, provenientes de los pagos de impuestos de todos los ciudadanos, y mediante convenios con nuestro Estado, las cuales deben ser otorgadas a través de instituciones tan importantes como es el Ministerio de Educación Superior, sean manejados de forma arbitraria respondiendo a prejuicios raciales y clasistas.

Las organizaciones y ciudadanas y ciudadanos abajo firmantes, entendemos que la ministra Melo no está en condiciones de ostentar ni mucho menos administrar un cargo que demanda espíritu y criterios democráticos e inclusivos que garanticen el respeto a la Constitución y a las convenciones internacionales firmadas y ratificadas por el Estado, como son el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales y la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, que entre sus acápites expone:

-"En la presente Convención la expresión "discriminación racial" denotará toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública" (Artículo 1, acápite 1).

-"Cada Estado parte se compromete a no fomentar, defender o apoyar la discriminación racial practicada por cualesquiera personas u organizaciones" (Artículo 2, acápite 1-b).

-"Cada Estado parte tomará medidas efectivas para revisar las políticas gubernamentales nacionales y locales, y para enmendar, derogar o anular las leyes y las disposiciones reglamentarias que tengan como consecuencia crear la discriminación racial o perpetuarla donde ya exista" (Artículo 2, acápite 1-c-).

Asimismo, entendemos que la ministra Melo fue educada en el sistema educativo y en la sociedad dominicana, que fomentan estas actitudes racistas y excluyentes y lo que se exige de una funcionaria de su investidura es desaprender (erradicar) estas prácticas y reconocer que discriminar es ilícito por violar la Constitución. Exigimos que la ministra renuncie del puesto o sea destituida por el presidente Danilo Medina, y que además pida excusas a la ciudadana discriminada y a la nación dominicana.

La discriminación racial ha sido una situación latente en la sociedad dominicana; nuestro pasado colonial y esclavizante vive en nosotros y está institucionalizado en las estructuras estatales y privadas (recordemos las recomendaciones de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y de Amnistía International, organismos internacionales que reiteradamente solicitan al Estado dominicano eliminar el racismo estructural en el país e implementar políticas públicas para desincentivarlo).

Cada día en voz baja se escucha que nuestras niñas y niños sufren racismo, les exigen en las escuelas a las niñas afrodescendientes desrizarse el pelo o llevarlo bien amarrado, prohibiendo el pelo crespo suelto o tejido con muchas trenzas. Y en el caso de los varones les obligan a recortarse al ras como si de academias militares se tratase, no hacerse trenzas (dreadlocks), ni "afro" para ir a las escuelas y hasta las universidades, olvidando que nuestro país es afrodescendiente.

En el caso de las universidades, a diario llegan denuncias de que profesores con discursos amenazantes y racistas exigen a estudiantes cambiar maneras de llevar el pelo y si el estudiante no acepta, las consecuencias son la exigencia del profesor para que el estudiante retire la asignatura o de lo contrario lo amenaza con reprobarle la asignatura.

Es importante destacar que la mayoría de los que sufren el racismo en el sistema educativo temen denunciar al profesor, miedo muy grave, porque el temor es a las represalias del profesorado y esto se configura como una falta a la libertad promovida desde la academia, lugar universalmente reconocido como promotor de libertades, entre otros valores. Con esas prácticas de racismo y amenazas desde la academia se enseña autoritarismo.

Son muchos los casos de escuelas, colegios, universidades y centros laborales en donde nuestros muchachos y muchachas son discriminados y el racismo se manifiesta por el color y el pelo, conducta que más allá del pelo o del color, es la negación del Ser Afro, es la minusvalía que racistas le adjudican a afrodescendientes; es ver y concebir a menos la afrodescendencia, exigiendo y obligando procesar-alizar o esconder-coserlo bajo cabelleras importadas hasta desde la India, para que sea modificado o no mostrado. Y con ello se está negando y prohibiendo el ser identitario.

La Ley Orgánica de Educación de la República Dominicana (Ley 66-97) en su artículo primero reza:

“La presente ley garantiza el derecho de todos los habitantes del país a la educación”.

“La educación es un derecho permanente e irrenunciable del ser humano. Para hacer efectivo su cumplimiento, cada persona tiene derecho a una educación integral que le permita el desarrollo de su propia individualidad y la realización de una actividad socialmente útil; adecuada a su vocación y dentro de las exigencias del interés nacional o local, sin ningún tipo de discriminación por razón de raza, de sexo, de credo, de posición económica y social o de cualquiera otra naturaleza" (Capítulo 2 Artículo 4 acápite a).

A pesar de lo establecido por la Constitución de la República, por la propia Ley 66-97, por la Ley 139-01 y por los pactos y convenios internacionales firmados y ratificados por el Estado dominicano, son muchos los casos de niños, niñas y jóvenes en su mayoría portadores del color de la afro-dominicanidad, que están siendo discriminadas y discriminados por el MINERD y la MESCyT, y por ende por el mismo Estado dominicano al negarle el derecho fundamental de ser inscritos en las escuelas y recibir el pan de la enseñanza, violándoles sus derechos civiles, políticos y económicos, sociales y culturales.

Recordamos la política discriminatoria del Estado hacia la población dominicana de origen haitiana, cuando el Estado dominicano primero no le otorga la debida documentación e ilegalmente se escuda en la respuesta de que no tienen acta de nacimiento, para negarles derechos, a lo que siguió la discriminatoria Sentencia del Tribunal Constitucional No. 168-13 que no fue solucionada por la Ley 169-14.

Nos preocupa también los constantes actos de discriminación racial que sufren los dominicanos y dominicanas de ascendencia haitiana en las escuelas, situación que se ha agravado con la política de desnacionalización del Estado dominicano a través de la sentencia 168-13: al día de hoy los niños y niñas sufren bullying en las escuelas no sólo por ser negros y llevar pelo afro, sino también por ser de ascendencia haitiana, situación en la que podemos ver incurrir hasta profesores. Directores de escuelas se niegan a aceptar la inscripción de los niños y niñas para cursar el año escolar. Estos actos los vemos manifestarse bajo el alegato de la no documentación, situación igualmente discriminatoria ya que la educación es un derecho universal y está amparado por la propia Constitución.

La violación es también a dominicanos que no tienen nada que ver con la Sentencia 168-13, que si no están declarados y no tienen acta de nacimiento igual desde el Ministerio de Educación se le deja fuera de las escuelas.

Lamentablemente, en las instituciones estatales el autoritarismo se cruza con el tema de los códigos de vestimenta: hay instituciones estatales que niegan el acceso a ciudadanas y ciudadanos exigiéndoles llevar ropa con mangas y zapatos cerrados, violando la Constitución en el Artículo 43, sobre el “Derecho al libre desarrollo de la personalidad. Toda persona tiene derecho al libre desarrollo de su personalidad, sin más limitaciones que las impuestas por el orden jurídico y los derechos de los demás.”

La ciudadanía con edad laboral sufre las exigencias de la “buena presencia”: en el ámbito empresarial privado y público en el momento de insertarse en el campo laboral, a pesar de cumplir con requerimientos intelectuales yllegar a la entrevista de trabajo, el empleador exige la condición de que es necesario el cambio estético del pelo para optar por el puesto, sumando más violaciones de derechos y restricciones de libertades.

Señor Presidente, señores Ministros: exigimos que desde el Ministerio de Educación Superior y el Ministerio de Educación, así como desde todas las instituciones públicas, sea emitida una resolución a todo el sistema educativo dominicano que abarque las escuelas públicas, los colegios y las universidades, donde se explique que no existe ningún derecho a exigir y obligar a llevar el pelo como la institución entienda y que esta es una decisión personal de cada ciudadana y ciudadano adulto, niña, niño o joven, y que es necesario el reconocimiento institucional de la autonomía de niños, niñas y jóvenes como sujetos de derechos o de lo contrario estarían violando la Constitución y los derechos humanos, además de los pactos y convenios internacionales. Exigimos también que se implementen protocolos para todos los funcionarios públicos de todas las instituciones para que en el futuro no se repitan hechos lamentables como los que estamos aquí condenando.

El racismo y el clasismo se reproducen o se curan con educación, ya que reconocidos estudios científicos sobre el genoma humano han demostrado que las razas no existen, que hay una sola raza, la humana, y que el color de la piel, pelo y fenotipo responden a respuestas al clima; desde las escuelas, desde la academia de estudios superiores, desde los diversos ministerios, desde los medios de comunicación, el Estado debe educar para que el prejuicio racial y clasista desaparezca.

Entre otras medidas es necesario la revisión y modificación curricular de la educación dominicana, y que se incorpore una perspectiva antiracista, que presente una mirada de la historia crítica al colonialismo, que visibilice los líderes afrodescendientes y sus luchas cimarronas contra la esclavitud y a favor del respeto a su dignidad; que fomente el conocimiento de la diversidad de expresiones culturales; que en los libros de textos escolares las imágenes representen la realidad de la diversidad del fenotipo del pueblo dominicano.

Señor Presidente y señora Ministra, señor Ministro, es necesaria la creación de políticas públicas y legislaciones tal cual encomienda la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial:

“Los Estados partes se comprometen a tomar medidas inmediatas y eficaces, especialmente en las esferas de la enseñanza, la educación, la cultura y la información, para combatir los prejuicios que conduzcan a la discriminación racial y para promover la comprensión, la tolerancia y la amistad entre las naciones y los diversos grupos raciales o étnicos, así como para propagar los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, de la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la Declaración de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial y de la presente Convención” (Artículo 7).

Esperando que se inicien las políticas públicas para erradicar el racismo en nuestro país, nosotros, ciudadanas, ciudadanos y organizaciones que aspiramos contribuir a crear una sociedad más justa, equitativa e incluyente nos despedimos atentamente, aspirando a vivir en una nación en la que sean respetados en su totalidad los derechos humanos y la dignidad humana.


Atentamente firmamos:

No. Organizaciones

1- Acción Afro-Dominicana
2- Escuela Kalalú-Danza
3- Grupo Latinoamericano de Estudio, Formación y Acción Feminista –Glefas-
4- Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD)
5- Movimiento de Mujeres Domínicos Haitianas (MUDHA)
6- Comuna Caribe
7- Movimiento Socio Cultural para los Trabajadores Haitianos (MOSCHTA)
8- Reconoci.do
9- Foro Feminista Magaly Pineda
10- Movimiento Mujeres Trabajadoras
11- Movimiento Trabajadores Independientes
12- Juventud Caribe
13- Corriente Magisterial Juan Pablo Duarte
14- Red Nacional de Jóvenes Voluntarios de la CNDH
15- Comité Dominicano de los Derechos Humanos
16- Diversidad Dominicana
17- We Are All Dominican
18- Compañía El Árbol Maravilloso
19- Colectiva Mujer y Salud
20- Organización No Gubernamental Conocimiento Para Todos (ONG CONTODOS)
21- Circuito Cultural Cara-Maná
22- Casa de la Cultura de San Carlos
23- Veeduría Ciudadana
24- Justicia Climática, RD
25- Educación Espejo
26- Asociación Nacional de Enfermería (Asonaen)



No hay comentarios: