Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

martes, 8 de octubre de 2019

Última hora: El pueblo ecuatoriano toma las calles de Quito y Lenín Moreno se resguarda en Guayaquil

El país vive fuertes protestas sociales desde hace día por la aplicación de medidas neoliberales. Foto: RTVE
Cubadebate, agencias, redes sociales y Telesur

Movimientos sociales, indígenas y el pueblo en general se lanzaron la noche de hoy lunes a las calles de Quito, la capital ecuatoriana, para rechazar las medidas neoliberales exigidas por el Fondo Monetario Internacional y aplicadas por el gobierno de Lenín Moreno, que se vió obligado a resguardarse en el bastión de la derecha en Guayaquil.


Las pocas imágenes en vivo que llegan de los acontecimientos en la capital ecuatoriana, silenciados por los grandes medios de noticias, muestran una masiva muestra de descontento social y fuertes medidas de represión por parte de las autoridades.

El gobierno de Moreno impuso el estado de excepción para tratar de controlar el malestar por la subida del precio de los combustibles, entre otras medidas pactadas por las autoridades nacionales con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio del acceso a créditos multimillonarios.

La medida generó alzas de hasta 123% en los precios de los combustibles más utilizados. El galón de 3,79 litros de diésel pasó de 1,03 a 2,30 dólares y el de gasolina común de 1,85 a 2,40 dólares.

Varios miles de indígenas y campesinos empezaron a llegar el lunes a Quito previo a una protesta el miércoles junto a otras organizaciones sociales como sindicatos.

Los indígenas toman Quito
Varios miles de indígenas marcharon este lunes hacia Quito.

Los manifestantes de provincias del sur andino llegaron a pie y en camionetas para rechazar en la capital el aumento de las tarifas de combustible.

Otros numerosos grupos de indígenas también se desplazaban desde el norte de Ecuador para protagonizar junto a sindicatos una gran movilización el miércoles en Quito.

El presidente se muda al bastión de la derecha, Guayaquil
Ante la tensa situación en Quito y la movilización popular, el presidente Lenín Moreno decidió «trasladar» la sede del gobierno a Guyaquil.

Guayaquil, una de las regiones más ricas del país, es el cuartel general histórico de la derecha ecuatoriana, que se ha aliado al gobierno de Moreno a pesar de que este trifunfó en las elecciones con el respaldo de la izquierda y Alianza País, el moviento político progresita fundado por Rafael Correa.

Desde allí, el presidente se dirigió a los ecuatorianos en una Cadena Nacional.

Sin presentar una sola evidencia, Moreno acusó al expresidente Rafael Correa y al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, de estar detrás de las protestas sociales.

Flanqueado por su vicepresidente, Otto Sonnenholzner, y el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, Moreno dijo que Correa -que gobernó entre 2007 y 2017 y vive en Bélgica- y varios de sus excolaboradores viajaron «al mismo tiempo, hace pocas semanas, a Venezuela», y puso en duda que eso haya sido una «coincidencia».

El gobernante tildó de «corruptos» a correístas y dijo que «ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado y están usando e instrumentalizando algunos sectores indígenas, aprovechando su movilización, para saquear y destruir a su paso».

Silencio mediático
A pesar de la convulsión social que vive Quito, los principales medios de comunicación ecuatorianos, en manos de la derecha, hacen silencio sobre los sucesos en la capital y centran su cobertura en las declaraciones del presidente desde Guayaquil.

No hay comentarios: