Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

viernes, 4 de enero de 2019

Canódromo es un inmenso depósito de chatarras

 Un edificio en construcción de tres niveles se ha convertido en un cementerio de chatarras en diferentes condiciones de vehículos incautados y abandonados por sus dueños por falta de documentación o porque tras ser remitidas allí por las autoridades del tránsito, luego no son reclamados.
Listin Diario
Los Centros de Retención Vehicular de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) se han convertido en grandes depósitos de motocicletas y otras unidades de vehículos.


Mientras esos montones de aparatos siguen allí, los agentes no paran en retenerlos por un cúmulo de irregularidades.

Miles de motocicletas colman una construcción de tres niveles situada en el Canódromo en la avenida República de Colombia, al igual que cientos y cientos de vehículos accidentados o no y hasta quemados, de acuerdo con lo que pudieron constatar los reporteros de Listín Diario.

Un oficial de la Policía, al ser cuestionado sobre el porqué tienen tantos vehículos retenidos, explicó que la mayoría de ellos provienen de accidentes de tránsito, muchos de los cuales sus ocupantes fallecieron, y que sus familiares no los reclaman, razón por la que permanecen bajo agua, sol y sereno, convirtiéndose en chatarras, criadero de plagas y foco de contaminación.

En el caso de las motocicletas, la gran mayoría de tipo “Delivery” o “motoconchos”, son llevadas allí porque sus conductores no mostraron los documentos correspondientes para circular en las vías. Asimismo, detalló que muchas de esas motocicletas fueron compradas por empresas o negocios (colmados, restaurantes, etc), los cuales ya no existen o cambiaron de dueños, y cuando un vehículo es retenido solo el dueño que figura en la matrícula y de manera presencial puede retirarlo, por lo que terminan quedándose allí por años y años.

Para subastarlos
Cuando una autoridad retiene o incauta un vehículo u otro bien, solo la Procuraduría General de la República o Bienes Nacionales pueden disponer de ellos para subastarlos o darle otros usos.

Pero como ese proceso es tan complejo y poco frecuente, los Centros de Retención Vehicular, cuarteles, Palacios de Justicia u otras instancias con potestad para retener o incautar, terminan convirtiéndose en depósitos a donde se llevan cosas a un ritmo, y salen a otro menor, por lo que siempre están llenos.

“Nosotros solo nos ocupamos de retenerlos y traerlos aquí, para sacarlos o disponer de ellos tiene que ser a través de la Procuraduría o Bienes Nacionales”, explicó el agente mientras decenas de propietarios esperaban, con papeles en mano, que les devolvieran sus motocicletas.

En cuanto a la disyuntiva legal de que si era correcto o no incautar un vehículo por falta de documentos o violación a la Ley de Tránsito, en enero pasado la directora del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), Claudia Franchesca de los Santos, se refirió al tema, y dijo que la nueva ley 63-17 da potestad a la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett-AMET), de retener los vehículos que circulen con marbete vencido, por ejemplo.

No hay comentarios: