Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

martes, 3 de octubre de 2017

Bruno Rodríguez: Cuba jamás ha perpetrado ataques contra diplomáticos

Bruno Rodríguez Parrilla en el
Minrex. Foto: Ladyrene Pérez/
Cubadebate/ Archivo.
Fuente, Cuba Debate

El canciller cubano acaba de finalizar sus declaraciones en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) en La Habana. Aquí ofrecemos un resumen de las mismas.

Condolencias por ataques: Bruno Rodríguez Parrilla comenzó la conferencia de prensa transmitiendo profundas condolencias a los familiares de las víctimas y al pueblo estadounidense por el ataque en Las Vegas.

Ayuda a Puerto Rico: Recordó también que Cuba ofreció su modesta cooperación a Puerto Rico con un hospital de campaña, un equipo de 41 médicos especializados en desastres y cuatro brigadas de ingenieros y técnicos electricistas,no obstante dijo: “estamos en espera de la respuesta de esas autoridades, pero renovamos nuestra profunda solidaridad con el pueblo puertorriqueño”.

Recuento de los incidentes en las embajadas: El 29 de septiembre de 2017, el secretario de Estado de EEUU anunció la decisión de reducir significativamente el personal diplomático de su embajada en La Habana y retirar a todos los familiares con el argumento de que se han producido “ataques” contra funcionarios estdounidenses en Cuba que les han causado afeccciones a su salud.

El 3 de octubre de 217, una vez más el gobierno estadounidense en una acción injustificada decidió que 15 funcionarios de la Embajada de Cuba en Washington abandonen el territorio de los Estados Unidos, sobre la base de que han reducido su personal diplomático en La Habana y que el gobierno cubano no habría dado los pasos necesarios para prevenir ataques contra estos.

Condena: El Minrex protesta enérgicamente y denuncia esta decisión inaceptable, así como el pretexto infundado para justificarla.

Conversaciones con Tillerson: En la reunión sostenida a propuesta de la parte cubana con Rex Tillerson, el canciller cubano le advirtió de no tomar decisiones apresuradas sin sustento en evidencias, le instó a no politizar un asunto de esta naturelaza, y le reiteró la solicitud de cooperación efectiva de las autoridades estadounidenses para esclarecer los hechos y concluir la investigación.

Historial: Cuba, que ha sido víctima en el pasado de atentados contra miembros de su personal diplomático: asesinados, desaparecidos, secuestrados o agredidos en el ejercicio de sus funciones, cumple con toda seriedad y rigor sus obligaciones con la Convención de Viena sobre relaciones dilomáticas de 1961 en lo que se refiere a la protección de la identidad de los agentes diplomáticos acreditados en el país, en lo cual puede mostrar un historial impecable.

Investigación de un comité de expertos: Las autoridades cubanas han actuado con suma seriedad, profesionalismo e inmediatez para esclarecer esta situación e iniciaron una investigación exhaustiva y prioritaria por indicación del más alto nivel del gobierno cubano. Se reforzaron las medidas de protección de los diplomáticos estadounidenses, sus familiares y sus residencias. Se habilitaron nuevos canales de comunicación expedita de la Embajada con el Departamento de Seguridad Diplomática y se creó un comité de expertos para el análisis integral de los hechos integrado por autoridades policiales, médicos y científicos.

Escasos datos: Ante la tardía, fraccionada e insuficiente información suministrada por los estadounidenses; las autoridades cubanas solicitaron precisiones adicionales que permitieran realizar una investigación seria. La Embajada de los EEUU solo entregó algunos datos de interés sobre los supuestos incidentes después de que el 21 de febrero, el presidente Raúl Castro Ruz reiterara personalmente al encargado de negocios de esa misión diplomática la importancia de compartir más información y cooperar entre las autoridades competentes de ambos países.

Sin evidencias: Los datos suministrados con posterioridad continuaron careciendo de descripciones que facilitaran la caracterización de los hechos o la identificación de posibles autores en caso de haberlos.

Sin acceso a los “afectados”: El pricipal obstáculo para el esclarecimiento de los incidentes ha sido la falta de acceso directo a los afectados y a los médicos que los examinaron, la entrega tardía de evidencias y la carencia de valor de estas. La ausencia de una información fiable y la imposibilidad de realizar intercambios con expertos de EEUU sobre hechos de esta naturaleza y de la tecnología que pueda haberse empleado.

Ni autores ni motivaciones: De acuerdo con la información disponible, no existen evidencias de la ocurrencia de los alegados incidentes ni de las causas y el origen de la afecciones de salud notificadas por los diplomáticos estadounidenses y sus familiares. Tampoco se han identificado posibles autores ni personas con motaviciones o medios para ejecutar este tipo de acciones.

Equipamiento desconocido: Las autoridades cubanas no están familiriazidas con la tecnología que pueda ser utilizada para este propósito ni cuentan con información que indique su prensencia en el país.

Algo que nunca será permitido: Cuba jamás ha perpetrado ni perpetrará ataques de ninguna naturaleza contra funcionarios diplomáticos y familiares, sin excepción. Tampoco ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros con este propósito.

Politización: El Minrex enfatiza que la medida anunciada por el gobierno de los EEUU de reducir el personal diplomático cubano en Washington sin que haya pruebas de los incidentes que estarían afectando a sus funcionarios en Cuba, tiene un carácter eminentemente político.

Mayor retroceso en las relaciones Cuba-EEUU: El Minrex insta a las autoridades competentes del gobierno de los EEUU a no continuar politizando este asunto, lo cual puede provocar una escalada indeseada, así como enrarecer y retrodecer más las relaciones bilaterales, ya afectadas por el anuncio de una nueva política realizado en junio pasado por el presidente Donald Trump.

No hay comentarios: