Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

martes, 4 de abril de 2017

Constituida la Red Clamor para ratificar el fuerte compromiso con el mejoramiento de la protección de las personas refugiadas, desplazadas y migrantes

Servicios/Noticias A Tiempo.Net
E-mail: josemlct11@hotmail.com

El Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del Consejo 
Episcopal Latinoamericano (CELAM) reunió, esta semana, a gran parte de 
organizaciones de movilidad humana, refugio y trata de personas de la 
Iglesia Católica de América Latina y el Caribe para, en clave de 
unidad, conformar la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, 
Refugio y Trata de Personas (Red CLAMOR), en Santiago de los Caballeros.

La Red Latinoamericana y Caribeña Clamor, en clara referencia al texto 
bíblico del libro del Éxodo (3, 7-8), tiene como objetivo articular el 
trabajo pastoral que realizan diversas organizaciones de la Iglesia 
Católica en América Latina y el Caribe para, desde la misión 
evangelizadora de una iglesia en salida, acoger, proteger, promover e 
integrar los migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de tráfico 
y trata de personas.

En este sentido, Monseñor Gustavo Rodríguez, Arzobispo de Yucatán y 
Presidente del DEJUSOL, manifestó estar “muy feliz porque el programa 
de crear la Red CLAMOR era uno de los compromisos para este cuatrienio 
del DEJUSOL. Ha sido un momento de mucha esperanza y ahora que ha 
llegado su nacimiento con este encuentro, veo la realización de este 
sueño, de esta ilusión. Veo el entusiasmo de los participantes que 
representan a diversos grupos de Iglesia entre misioneros, religiosos, 
clérigos y laicos que ahora unidos vamos a hacer un mejor trabajo en 
favor de los migrantes, de los refugiados y de las víctimas de trata. 
De este modo veo con mucha esperanza y futuro esta pastoral”.

Con este encuentro se consolida lo que en su momento fue una propuesta 
e inicia un camino en la unidad católica. Por ello, Monseñor Julio 
César Corniel, Obispo de Puerto Plata, considera que la Red CLAMOR 
“será una herramienta de apoyo que nos ayude a trazar líneas concretas 
para el trabajo con los migrantes, unificar criterios, sentirnos 
apoyados y juntos buscar soluciones a problemas que nos afectan. Sin 
duda es una gran esperanza”.

El principal reto de CLAMOR estará en ser una Iglesia Samaritana que, 
movida por la misericordia de Dios Padre manifestada en Jesucristo, 
sale al encuentro de nuestros hermanos más vulnerables allá donde se 
encuentren. Los integrantes de la Red Clamor quieren ser un “hospital 
de campaña” donde los hermanos migrantes, desplazados, refugiados y 
víctimas de trata encuentren, en palabras del Papa Francisco, acogida 
y bienvenida, protección y curación de sus heridas, reconocimiento de 
su dignidad y promoción, e integración e inserción en las comunidades 
y países a los que llegan.

Cabe señalar que entre las organizaciones participantes estuvieron: 
Centros Sociales de la Compañía de Jesús en República Dominicana, Red 
Scalabriniana Internacional de Migración, Servicio Jesuita a 
Refugiados de América Latina y el Caribe (SJR), Secretariado 
Latinoamericano y del Caribe de Cáritas (Selacc), Secretaría General 
del Consejo Latinoamericano de Religiosos y Religiosas (CLAR), Red de 
Solidaridad para Migrantes y Refugiados de Brasil, Departamento de 
Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de República Dominicana, 
Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Mexicana, 
Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de 
Guatemala, Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia 
Episcopal Haitiana, Consejería General de Apostolado de las Hermanas 
Scalabrinianas, Hermanos Franciscanos, Instituto Chileno de 
Migraciones, Fundación un Grito por la Vida, Red “Hacia la Libertad” 
de la Congregación El Buen Pastor, Congregación de las Religiosas 
Adoratrices, Congregación de las hermanas de San Juan Evangelista y la 
Dirección del Proyecto Muchachos y Muchachas con Don Bosco.

No hay comentarios: