Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

Dale clic, y escúchala la mejor música tropical.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Leonel Fernández: “Fidel le dio un sentido de dignidad al pueblo cubano”

Foto: Ex presidente dominicano Leonel
Fernández. Foto: Diario Granma
"Veo a Fidel con respeto, con admiración, con el sentimiento de orgullo de haber tenido a un compatriota latinoamericano de estatura universal. Por eso la noticia de su fallecimiento me entristeció. A mí y a todo el pueblo dominicano. Porque, aunque uno veía que ya iba avanzando en edad, uno nunca creía que Fidel iba a morir."


Cortesía de la página de Radio Habana Cuba/Editado por Julio Pérez
Fuente, Acento.com.do

Santiago de Cuba, 5 dic (RHC) Dice Leonel Fernández, el expresidente dominicano, que su presencia en Santiago de Cuba es un testimonio de amistad, por parte del pueblo dominicano, y por parte del Partido de la Liberación Dominicana, para con Cuba.

Dice que Martí y Gómez son la mejor demostración del vínculo entre estos dos países.

Y que su pueblo tiene ese deseo de que la sociedad cubana siga progresando; de que todo cubano siga teniendo un tremendo orgullo de su patriotismo, destaca el periódico Granma.

Entonces, pregunto por Fidel.

—Lo conocí hace 20 años, en el contexto de la celebración de la Sexta Cumbre Iberoamericana. En esa ocasión, nos trasladaron en un autobús desde Santiago de Chile hasta Viña del Mar. Y a mí me tocó sentarme al lado de Fidel. Fue una travesía de tres horas donde tuve el privilegio de conversar ampliamente con él.

«Lo que descubrí en primer término fue una persona con una curiosidad insaciable. Quería saberlo todo. Hablaba interrogando. Y hacía preguntas con las cosas que uno jamás había pensado; cosas como: cuál es el volumen de producción de cerdos en tu país, o unidades de producción de pollo. Y yo: mire, presidente, no sé, no tengo idea. Porque uno no ha re­flexio­nado nunca sobre esos temas, ¿verdad? Él era un desafío intelectual para cualquier persona.

«Obviamente, estudiando su trayectoria, uno descubre una singularidad en su liderazgo: que para él no existía la palabra adversidad. La adversidad la convertía en victoria. Y eso tiene mucho que ver con la fuerza de las convicciones. Las suyas eran convicciones muy enraizadas, muy profundas; esas creen­cias parecían llevarlo hasta el límite de temeridad. Porque el ataque al cuartel Moncada es un acto de audacia y de temeridad. El desembarco del Granma es otro acto de audacia; fue algo que puso su vida en riesgo. Y él era alguien que no temía al peligro en aras de un ideal.

«Por otra parte, destaca su talento, su inteligencia, su preparación, su cultura. Era un magnífico orador, un maestro de la palabra, un pedagogo.

«Todas esas cualidades se resumieron en una persona que se convirtió no solo en un líder, sino en el conductor hasta emocional de su país. Y eso era Fidel. Y por tanto es un referente para todos los que hemos desarrollado en el tiempo alguna responsabilidad en nuestros respectivos pueblos. Nunca en su dimensión; nunca con su estatura. Siempre modestamente.
El expresidente de Haití, René García Préval, el expresidente de República Dominicana, Leonel Fernández, y el presidente interino  haitiano Jocelerme Privert, en La Habana, Cuba.
El expresidente de Haití, René García Préval, el expresidente de República Dominicana, Leonel Fernández, y el presidente interino haitiano Jocelerme Privert, en La Habana, Cuba.
«Pero sus atributos hay que desarrollarlos: usted tiene que tener pasión por el saber; tiene que tener pasión por las ideas; tiene que desarrollar convicciones respecto a sus creencias; tiene que sentir un compromiso con las personas. Y tener sentido de la historia. Y Fidel, obviamente, se apoyaba en la historia para todas sus acciones. Pero también tenía visión de futuro. Y hay que saber hacia dónde se va.

«Por lo tanto, para mi generación, y para mí personalmente, Fidel es un marco de referencia acerca de cómo se ejerce un liderazgo con sentido de la responsabilidad».

—¿Cuánto hay de Fidel en Leonel Fernández?
—Está siempre el modelo referencial, aunque correspondemos a momentos históricos distintos. En mi época ya la lucha por la democracia se había ido consolidando. Yo vengo de una familia humilde, y ser presidente de la república en tres ocasiones significa que en mi país hay un sistema que permite que eso sea posible. Y ese sistema estuvo antecedido por muchas luchas y derramamiento de sangre…

«Pero Fidel nació en una época en la que no había democracia posible. Por eso tomó el camino de la Revolución.

«Veo a Fidel con respeto, con admiración, con el sentimiento de orgullo de haber tenido a un compatriota latinoamericano de estatura universal. Por eso la noticia de su fallecimiento me entristeció. A mí y a todo el pueblo dominicano. Porque, aunque uno veía que ya iba avanzando en edad, uno nunca creía que Fidel iba a morir.

«También es un capítulo de la historia que se cierra; porque nosotros vivíamos toda esa metodología construida en torno al Moncada, en torno a Girón…; y vivíamos todos sus discursos, que eran una cosa fabulosa. Entonces aprendimos mucho de su método, de su forma de entender, de su forma de interpretar, de colocar en contexto.

«Fidel era un maestro de la política. Y un gran estratega militar. Y un visionario que entendía la geopolítica mundial y sabía manejarse en ese contexto. Además, hizo aportes valiosísimos a la comprensión de la realidad de nuestros pueblos de América Latina.

«Fidel le dio un sentido de dignidad al pueblo cubano. Y de respeto. No es una sociedad rica; es una sociedad que tiene sus limitaciones. Pero, a pesar de eso, tiene un sentido de dignidad que la coloca por encima de los temas materiales.

«Fidel también llevó la solidaridad a un nivel insospechado.

«Fidel es una figura iconográfica.

«Fidel es alguien nuestro.

«Hay que estudiarlo».

No hay comentarios: