Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

lunes, 14 de noviembre de 2016

La música caribeña: una oferta espiritual para los visitantes

Francisco Forteza Martín
Fuente, http://www.traveltradecaribbean.es/

Servicio de TTC.- La música es probablemente la atracción más directa al alma que el Caribe puede ofrecer a sus visitantes. El Reggae de Jamaica, el Calypso de Trinidad y Tobago, y el Bolero de Cuba tienen en común la magia de los ritmos afro-caribeños, con su percusión nacida en África, mezclada con las tradiciones europeas, enriquecida además por el jazz y “endulzada” por el ron de Caña de azúcar.

La música en el Caribe es una presentación cultural vigorosa, humilde y rica al mismo tiempo. El sonido del Reggae y las imágenes de Bob Marley son inseparables. El legendario crooner Nat King Cole nos muestra aún a Cuba cuando canta una feliz y romántica canción cubana desde una vieja e inmortal grabación. El calipso que recorrió el mundo en los años 50 en la voz de Harry Belafonte refleja, además del duro trabajo cotidiano de los caribeños más sencillos, también sus historias picarescas y de amor.

Los abundantes festivales de música juegan un papel importante en el turismo caribeño.

No podría ser de otra manera.

Jamaica es el lugar de nacimiento indiscutible de la música reggae. En Cuba surgieron estilos como el Son, la Rumba, el Mambo, el Chachachá y la vertiginosa Salsa, cultivada más tarde en Nueva York. El Merengue es un tipo de música y danza originaria de la República Dominicana que se ha convertido por décadas en un género muy popular en toda América Latina y también en varias ciudades importantes de Estados Unidos que tienen comunidades hispanas.

Los festivales de música del Caribe han experimentado un crecimiento significativo en las últimas décadas, como atractivos turísticos. Se ha llegado a reconocer la demanda de atracción de las artes, la música popular, el entretenimiento y los eventos temáticos.

Según un estudio especializado distribuido en Internet, los festivales más originales de la región son el Theo Reggae Sunsplash en Jamaica, que comenzó a finales de los años 1970 y abrió paso después al Reggae Sumfest a principios de los años noventa. El Festival anual de Merengue de Santo Domingo es una celebración de una semana al aire libre que fue originalmente “traída” por los visitantes puertorriqueños a finales de 1960 y ha sido alimentado por los viajes de verano por la gran población dominicana en la diáspora.

Es bueno saber que la música caribeña y sus autores no rechazan influencias.

El Festival de Jazz de Santa Lucía desde el inicio se orientó hacia crear una demanda en un período en el calendario del turismo. El festival ha tenido un fuerte atractivo mediático y atrae a una gran audiencia de turistas internacionales e intrarregionales.

El majestuoso jazz nacido en los Estados Unidos, tiene muchos “creyentes” en el Caribe. Un ejemplo es el Festival Internacional de Jazz de La Habana fundado en 1979. A lo largo de los años se ha convertido en una de las fechas musicales más importantes en la prensa y especialmente entre los amantes del jazz.

Durante el festival, los aficionados acuden a grandes conciertos y también a eventos íntimos en clubes nocturnos de La Habana que realmente hacen que las notas fluyan.

El Rock también puede encontrarse en cualquier parte del Caribe. En marzo pasado, como todo el mundo sabe, los Rolling Stones fueron a La Habana y desataron dos horas de rock and roll en un concierto que hizo historia ante una multitud de cientos de miles de cubanos y visitantes extranjeros.

Fue la primera presentación del legendario grupo británico en el Caribe.

Ese ritmo turbulento y eterno ha estado en el Caribe por algún tiempo y tiene planeado quedarse. Una oferta para 2017 es una gira desde un crucero llamado Monsters of Rock Cruise. Esta séptima edición de hard rock / heavy metal en el mar, se lanzará entre el 2 y el 7 de febrero de 2017 con una ampliación a seis días, visitando dos puertos adicionales en el Caribe por primera vez.

El crucero Brilliance Of The Seas de Royal Caribbean, saldrá de Tampa, Florida hacia Georgetown, Gran Caimán y Cozumel, México con 15 actuaciones de artistas como Vince Neil “La voz de Mötley Crüe”, Tom Cee, Keith, Queensrÿche, Night Ranger, Saxon y Stryper.

Es completamente real: en el Caribe, hay música para todos los gustos.

No hay comentarios: