Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

Dale clic, y escúchala la mejor música tropical.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Activistas de California reclaman más recursos para atender a inmigrantes haitianos

EFE
Fuente, Acento.com.do

San Diego (EE.UU.) (EFE).- El alto número de inmigrantes haitianos que ha llegado a la frontera para solicitar un permiso humanitario ha resaltado la necesidad de contar con más recursos para cubrir sus necesidades, advirtieron activistas en San Diego, California (EE.UU.).

En los últimos cuatro meses, el Gobierno estadounidense ha otorgado un permiso humanitario a más de 4,000 haitianos y se anticipa que en los próximos meses lleguen a la frontera entre 7,000 y 8,000 inmigrantes más, según señalaron activistas.

“Hemos recibido a unos 3,000 haitianos, promediando unos 200 haitianos por noche que han dormido en la iglesia donde tratamos de darle los servicios básicos como comida, ropa, albergue, tenemos una sola regadera en la iglesia que ha estado corriendo 24 horas al día”, señaló a Efe el pastor William Jenkins, del Centro de Ministerio de Cristo.


El religioso explicó que una vez que llegan a Estados Unidos, la mayoría de los inmigrantes haitianos busca refugio en el Iglesia Metodista Haitiana y el Centro de Ministerio de Cristo en San Diego, California, por lo que la demanda está por sobrepasar los recursos disponibles.

De hecho, de acuerdo a activistas del Consorcio por los Derechos de Inmigrantes (SDIRC), se han instalado dos albergues temporales más por parte de la Guardia Nacional para dar cabida a los inmigrantes haitianos, muchos de los cuales llegan a EE.UU. por la falta de oportunidades que sufre su país después del terremoto registrado de 2010.

El religioso explicó que una vez que llegan a Estados Unidos, la mayoría de los inmigrantes haitianos busca refugio en el Iglesia Metodista Haitiana y el Centro de Ministerio de Cristo en San Diego, California, por lo que la demanda está por sobrepasar los recursos disponibles.

En medio de esta crisis humanitaria, organizaciones tanto de San Diego como de Tijuana (México) han unido esfuerzos para buscar cómo atender mejor a estas comunidades.

“Lo que hemos hecho aquí en San Diego es lo que los sandieguinos hacemos, actuar con compasión y lo hemos hecho como parte del compromiso que nosotros como nación tuvimos con la gente de Haití en 2010, de no abandonar y no olvidar a la gente de Haití que todavía debe reconstruir su país”, refirió Andrea Guerrero, directora ejecutiva del grupo Alliance San Diego.

Para ello, han solicitado donativos, así como voluntarios intérpretes que hablen francés, portugués o criollo haitiano. A su vez, se encuentran en búsqueda de un espacio de 15.000 pies cuadrados que pueda recibir a estos grupos en un solo lugar.

La vocera emérita de la Asamblea de California, Toni Atkins hizo un llamado para ayudar a que los haitianos tengan una estadía placentera durante el periodo de transición antes de reunirse con sus familiares en otros puntos del país.

“En estos días escuchamos mucha negatividad, vemos mucho odio, egoísmo y división, pero eso no somos nosotros en San Diego”, afirmó Atkins.

La ruta de mucho de estos inmigrantes inició en Brasil, donde obtuvieron un permiso de trabajo en la rama de construcción, algunos edificando estadios para ser utilizados en los Juegos Olímpicos o el Mundial de fútbol.

La crisis económica de Brasil en 2015, aunado a que aún no hay condiciones para vivir en Haití, derivó en que muchos partieran junto a sus familias rumbo a Estados Unidos en búsqueda de entrada legal.

Una vez en la ciudad mexicana de Tijuana, los inmigrantes deben esperar un periodo de tres semanas para recibir una cita y presentar su caso ante las autoridades de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos. Mientras, muchos buscan asilo en albergues de inmigrantes en esta ciudad mexicana.

Ginger Jacobs, abogada de inmigración explicó que una vez que las autoridades federales analizan el caso se les concede un permiso que dura únicamente tres años, ya que es un apoyo humanitario mientras las condiciones mejoran en su país de origen.

“La esperanza es que en tres años ya se mejore la situación en Haití y puedan regresar, es (un permiso) temporal”, señaló.

La abogada cree que ya han cruzado la frontera más de 4,000 personas de las cuales, apenas el 10 % permanece en San Diego, ya que la mayoría va a Nueva York o Florida, en donde tienen familiares o hay comunidades de haitianos establecidas.

El padre Pat Murphy, quien dirige la Casa del Migrante en Tijuana y que ha recibido a miles de haitianos en espera de una cita con autoridades estadounidenses, consideró que se requiere más apoyo por parte del Gobierno mexicano, ya que “esta situación está lejos de terminar”. EFE

No hay comentarios: