Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

martes, 7 de enero de 2014

Juliana: “Me duele que extranjeros hayan tenido que venir a ocuparse de mi caso"

Juliana Deguis Pierre.
Acento.com.do/Archivo.
“Soy Juliana Deguis Pierre, nací en el batey Los Jobillos, de Yamasá, Monte Plata. He decidido defenderme en todo espacio y por la vía jurídica”

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Juliana Deguis Pierre, que fue despojada de la nacionalidad dominicana por la sentencia 168 del Tribunal Constitucional, envió un mensaje a los delegados de República Dominicana, Haití y de otros países e instituciones internacionales que participan en la reunión de este martes en la zona fronteriza de Dajabón y Juana Méndez.

Deguis Pierre, cuyo caso fue tomado por el Tribunal Constitucional para dictar la TC-168, expresa que le duele que hayan tenido que “extranjeros” hayan tenido que ocuparse de su caso porque no obtuvo el amparo que buscaba en la corte que debe proteger los derechos constitucionales de los dominicanos y dominicanas.

Afirma que espera que el Estado Dominicano se vea obligado a reconocer suss derechos vigentes, así como los de sus hijos y los de los miles de dominicanos hijos de braceros de la caña que están expuestos a ser condenados a vivir sin derechos por más de un siglo.

A continuación el mensaje de Deguis Pierre:

“Soy Juliana Deguis Pierre, nací en el batey Los Jobillos, del municipio de Yamasá, provincia Monte Plata

“Soy la afectada principal de la Sentencia Constitucional 168/13. Por eso he decidido defenderme en todo espacio y por la vía jurídica

“Me duele que extranjeros hayan tenido que venir a ocuparse de mi caso, porque cuando las autoridades electorales se negaron inicialmente a darme copia de mi registro de nacimiento acudí en busca de amparo ante la corte dominicana que debe proteger los derechos constitucionales de nosotros los ciudadanos de este país.

“Pero esa corte lo que hizo fue condenarme a mí, condenar a mis hijos y a todos mis hermanos a perder la nacionalidad, y obligarnos a pasar por un llamado proceso de regularización que nos obliga a buscar papeles de un país que no conocemos cuando los únicos papeles que tengo son los de este país donde nací, donde me crie y he procreado hijos.

“Lucho por mí y por los míos, y por eso me atrevo a pedirles que busquen una solución que deje atrás esa condena injusta e innecesaria. Y que el Estado Dominicano se vea obligado a reconocer mis derechos vigentes, así como los de mis hijos y los de los miles de dominicanos hijos de braceros de la caña que parece vamos a ser condenados a vivir sin derechos por más de un siglo.

“Esta lucha es importante para que todos los países se comprometan a aplicar los derechos vigentes, porque de nada vale que sean ratificados si se los quieren negar a algunos por sus orígenes o por conveniencia.

“Muchas Gracias.”
Batey Jobillos
6/1/2014