Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

viernes, 29 de abril de 2011

Recordaran a Jochy Hernández en Aniversario‏



Fuente, http://www.elcaribe.com.do/

La familia Hernández Díaz, de San Cristóbal, conmemorará con varias actividades el 17 aniversario del fallecimiento del merenguero Jochy Hernández (El Amiguito), ocurrida el 30 de abril del año 1994.

El político Tito Hernández, hermano del artista, informó ayer en un comunicado que la principal de esas actividades será una misa en la Iglesia Nuestra Señora de la Consolación, que se celebrará el sábado 30, a las 7:00 de la noche.

“Una hora después de ese mismo día, será celebrado un coloquio en la casa de su madre, doña María Díaz (Chea), ubicada en la urbanización Cerros de San Cristóbal”, informó Tito.

Hernández dijo que también se dejará habilitada una página web y una en Facebook de la Fundación que se creó con la muerte del artista, en la que se publicarán fotografías, videos y canciones inéditas de Jochy.

Para festejar el aniversario, se editará un segundo álbum que recogerá los más conocidos éxitos de “La Figura”.

Jochy estuvo casado con la presentadora de televisión María del Carmen Hernández, con quien procreó dos hijos, José Carlos y Cindy Marie.

SU HISTORIA. Jochy Hernández inició en la música popular en un grupo desconocido de su natal San Cristóbal, y luego se trasladó a Santo Domingo con el objetivo claro de hacer carrera como parte de las orquestas de merengue establecidas.

A principios de los 80, el artista tiene contacto con un Andrés de Jesús enfrascado en la creación de su orquesta, recién salido de la sombra de Fernando Villalona.

Ya en la alineación conformada por De Jesús, la voz de Jochy solo puede escucharse en los coros del LP Como quisiera, editado en el 1983, en el que su cantante líder, Alex Bueno, no dejó espacio ni siquiera para Ray Polanco.

Más suerte tuvo al año siguiente, cuando pasa a formar parte de La Típica Dominicana de Aníbal Bravo, reemplanzando al cantante Silfrido Rey, y consiguió grabar en el 1984 el merengue “Diana”, un hit que indudablemente sembró en el merenguero la semilla de la independencia que germinaría poco después.

Hernández, con sus intenciones claras de formar tienda aparte, como corista, colabora con La Típica en el LP El comandante Aníbal, de 1985. Jochy tiene sus orígenes artísticos en lo que se califica como “los años dorados del merengue», con canciones producidas para honrar el romanticismo, el merengue bien cuidado que predominó en esos años.

Producido por el entonces cotizado pianista y arreglista Bertico Sosa, el merenguero echa a andar su proyecto, y en el 1985 tiene un debut discográfico envidiable, apadrinado por el sello CBS, que publicó su primer LP: Ahora yo. El impacto de su música no se hizo esperar, sobre todo teniendo acogida en el público exigente. “Llora”, “Ahora yo me río”, “Adiós amor”, “Mi intención” y “Presumida” se convirtieron en sus primeros hits radiales.

Con su segundo LP con CBS, siguió firme definiendo una línea invariable y comprometida con la calidad y la satisfacción personal, involucrándose en la producción y en la dirección artística, y compartiendo créditos de la mayoría de las composiciones del disco Jochy Hernández, 1986, con Leini Guerrero.

Los éxitos salían de los estudios a pedir de boca: “Te quiero tanto”, “El amor”, “Me gustas mucho” y “Ojitos traidores”, con su mezcla de los ritmos españoles, afianzaron la huella merenguera de este artista que, luego de su segundo long play, empezó a llamarse «El Amiguito”.

Nominaciones y una agenda imparable

Gracias a una intensa agenda de presentaciones durante todo el 1986 y la pegada, además, de “A que te voy” y “La jeva que me gusta”, Hernández consigue como Orquesta del año una nominación a los Premios Casandra en el 1987. En su tercer LP, el merenguero se mantuvo afincado en el mercado como una de las orquestas de mayor prestigio.

Y tanto la radio como el público, siguieron dándoles un espaldarazo a canciones redondas, como fueron las adaptaciones de dos clásicos de Juan Gabriel: “Es mejor decir adiós” y “Amor sincero”.

A partir de este álbum, el artista comenzó a denominarse indistintamente como “El Amiguito” y “La Figura”, calificativo este último que da nombre a su tercer álbum. “Porqué hemos cambiado” y la versión del hit de Leo Dan, “Ojos azules”, ampliaron consecuentemente su estimable discografía.

El ocaso de una estrella de la música

En 1988, Jochy Hernández conserva una carrera establecida que va dando señales en dirección descendente. Ese año publica, de nuevo con la discográfica CBS, El Amiguito, que logra con los merengues “De qué manera te olvido”, “Qué te pasa” y “Dónde está vida mía” las dos propuestas más conocidas de su repertorio.

En su plena juventud, con 27 años, a principios de los 90, “El Amiguito” es diagnosticado con un cáncer cerebral, al que enfrentó incansablemente hasta sus últimos días.

Aún con ánimo de seguir activo, aunque ya con poca vigencia musical y amenizando fiestas muy esporádicas, Jochy Hernández murió el 30 de abril del 1994. Tres años antes de fallecer, plasmó los estragos de su enfermedad en las canciones “Penas y martirios” y “Ahora tengo que pensar un poco en mí”. Su discografía está recogida en los discos Ahora yo (1985), Jochy Hernández (1986), La Figura (1987), El Amiguito (1988), No.5 (1989) y Enfrentando la vida (1991).