Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

sábado, 25 de mayo de 2019

Rol del Ejército de República Dominicana en la Defensa y Seguridad Fronteriza: una labor compartida…de vulnerabilidades a soluciones. (3ra. Parte)

Operaciones que se llevan a cabo diaria y conjuntamente con la Armada de Republica Dominicana.
Texto y fotos por: 1er. Tte. Licda. Com Social Odil Beato Hernández
Trabajo de participación en el concurso Guarnición

La defensa y seguridad fronteriza a nivel militar es una labor compartida, sin embargo carece colaboración civil voluntaria. Si nos remontamos a los tiempos de la dictadura trujillista, nos encontraremos con las poblaciones que Rafael Leonidas Trujillo beneficiaba con el objetivo de que no emigraran a las grandes ciudades y esta parecería, a simple vista, una estrategia a imitar, pero hasta qué punto? Pues según Ricardo Nieves la frontera tiene una debilidad histórica, vulnerabilidades sistémicas y nunca fue un tema fundamental para los diferentes gobiernos ni el Estado dominicano a través de la historia salvo en los periodos de la Primera República, los periodos de guerras de independencia y posteriormente en el siglo XX en la etapa de Trujillo que hizo algunas definiciones, trazo políticas, acuerdos y hubo conflictos como la matanza de 1937.

Los fenómenos de carácter social e histórico no pueden trasplantarse ni mudarse de manera portátil como si se tratara de un objeto o de una fiesta ni de mover una fecha a un determinado periodo de la historia. No es fácil hacer una comparación con el pasado en una sociedad y en un tiempo tan distinto en todos los sentidos. No obstante para el doctor Nieves lo que está claro es que la decisión de Trujillo aquella vez fue mejorar las condiciones de vida facilitando terrenos, mejorando las viviendas y produciendo algún tipo de incentivo que mejorara las condiciones de vida de la gente y que también sirviera de estímulo para permanecer en la zona fronteriza. ¨Porque el ser humano es un ser que se mueve y migra con base a la búsqueda de mejor condición de vida y por eso la movilidad es indetenible. No pueden repetirse los parámetros del pasado pero sí la idea de la mejora de condiciones de vida, seguridad, salud, productividad, educación para los hijos de las familias y también condiciones dignas, no un estado de sobrevivencia como ocurre en muchos puntos de la frontera en que la gente está subsistiendo¨, puntualiza.

Y es que el trabajo en que están empeñadas todas nuestras Fuerzas Armadas, desde Dajabón hasta Pedernales es muy fuerte, pero igualmente están conscientes todo el estamento de mando de que la incidencia de esas múltiples irregularidades que suceden a diario está afectando seriamente sectores amplios de nuestra sociedad dominicana. Según Páez Piantini un ejemplo de este efecto negativo es el presupuesto nacional  de salud concebido para los dominicanos y que de igual modo inciden negativamente en el campo laboral.  ¨En su gran mayoría esos “ilegales” disfrutan de todas las ventajas sociales sin pagar los impuestos debidos al gobierno, por lo que entiendo que el pueblo dominicano debe hacer consciencia de la magnitud de ese problema que no debe ser exclusivo de los cuadros castrenses sino de toda la sociedad dominicana¨, sentencia.

La defensa de la línea de demarcación fronteriza,  constitucionalmente es de la responsabilidad de las fuerzas Armadas. El termino sociedad civil es muy amplio, abarca mucho. Por ejemplo las ONGs son parte de la sociedad civil, hay muchas en nuestras fronteras, de este lado y del lado haitiano.  Ninguna, hasta donde alcanzan mis conocimientos, está para defender lo que es la seguridad fronteriza, el contrabando, los cruces de ilegales, etc. El hecho de que personalidades e instituciones manifiesten criterios relacionados con las debilidades  descuidos o aciertos de nuestras fronteras y se les ocurra la recomendación de alguna medida, no creo que podamos catalogarlo como una acción de la sociedad civil.

Narra Páez Piantini que la línea de demarcación establecida entre España y Francia descansa en el Tratado de Aranjuez que fue ratificado el día 3 de junio de 1777 entre estas dos potencias europeas. ¨Posteriormente en negociaciones entre República Dominicana y Haití se estableció una frontera de 391 kilómetros que va desde Dajabón hasta Pedernales y está amparada por el Tratado Fronterizo del 21 de enero de 1929, registrado en las oficinas de la Sociedad de Naciones bajo el número 2413¨, aclara.

Viendo un rotundo compendio de vulnerabilidades históricas nos queda seguir hacia adelante, convirtiendo las debilidades en fortalezas e involucrando a cada dominicano de manera directa o indirecta en la ardua labor y soberana labor de sostener la estabilidad migratoria mediante las directrices dictadas por los las Fuerzas Armadas e instituciones del estado destinadas para estos fines. En ese orden Páez Piantini considera que si se habilita un programa social que le garantice cierta seguridad al ciudadano los habitantes fronterizos no tendrían necesidad de emigrar a otras localidades y muchos originarios fronterizos que abandonaron la zona por necesidades de orden social podrían retornar.

Así mismo Nieves apunta que debe haber una política pública bien diseñada, sustentada en el tiempo, a largo plazo, no repentista ni momentánea que vaya acorde a las necesidades de la gente de la frontera, ósea que la idea en sentido general seria promocionar y estimular a los habitantes de la zona, facilitando y también mejorando sus condiciones vitales. ¨Eso sería fenomenal porque sería una simbiosis de la comunidad fronteriza con su contesto y el apego a lo local que todos sabemos que por las condiciones deprimentes no es posible¨, enfatiza.

Finalmente se puede resumir en trazar políticas públicas a través de planes maestros que incluyan todos los sectores de la vida social cuya difusión se haga a través de los medios de comunicación para divulgar todos los mensajes, opiniones y elementos comunicacionales que son de interés para el control y la regulación del tráfico irregular de personas lo cual incluye empresarios, productores, ganaderos, medios de comunicación, sociedad civil, organizaciones religiosas y naturalmente encabezado por los instrumentos que posee el estado y las Fuerzas Armadas para esos fines.

No hay comentarios: