Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

lunes, 17 de junio de 2019

El “Hueso”, implicado en caso David Ortiz, vendió el móvil en el que recibió fotografía con el "objetivo" a eliminar

Gabriel Alexander Pérez Vizcaíno (“Hueso” y/o "Johan").



SANTO DOMINGO.-Gabriel Alexander Pérez Vizcaíno (“Hueso” y/o «Johan»), quien se entregó a las autoridades el pasado viernes por el caso del atentado contra el pelotero David Ortiz, se presentó el lunes 10 junio, un día después del ataque, a casa de una señora para venderle un teléfono móvil marca iPhone 6 plus, de 64 gigabytes color dorado, alegando que tenía “problemas”.


Así se explica en la solicitud de medida de coerción presentada por el Ministerio Público, a la que ha tenido acceso este diario durante el día de hoy.

La testigo le dijo a las autoridades que procedió a comprarle el aparato móvil por un precio de 9,000 pesos.

Según la Fiscalía de Santo Domingo, este teléfono celular fue el utilizado por “Hueso” para comunicarse con José Eduardo Ciprián (“Chucky”), quien se encuentra preso en la cárcel 15 de azua, y quien le habría enviado la fotografía del “objetivo” al cual el grupo de sicarios debían darle muerte.

El MP alega que la venta fue la manera utilizada por el imputado para deshacerse de la evidencia incriminatoria.

A “Hueso” se le conocerá medida de coerción la tarde de este lunes a las 5:00, en el Palacio de Justicia de Santo Domingo Este, donde el jueves pasado se le dictó prisión de un año a los demás involucrados que están apresados.

Esa medida de coerción recayó sobre Rolfi Ferreras Cruz o Ramón Martínez Pérez, alias Rolfi, quien admitió que fue quien disparó al beisbolista, así como de Oliver Moisés Mirabal, Eddy Vladimir Feliz García (“El Nata”), Joel Rodríguez de la Cruz (“Calamardo”), Porfirio Ayendi Dechamps Vásquez (“Nene”), Reynaldo Rodríguez Valenzuela, Lanny Estefanny Pérez Reyes, José Eduardo Ciprián (“Chuky”) y Carlos Rafael Álvarez (“Carlos Nike”), estos dos últimos cumplen prisión en la cárcel del 15 de Azua y contra ellos se ha abierto un proceso paralelo por este nuevo caso.

Los acusados fueron enviados a las cárceles de San Pedro de Macorís, el 15 de Azua, Najayo de San Cristóbal, San Francisco de Macorís, Monte Plata, entre otras, para evitar que estén juntos y puedan comunicarse en el marco del proceso investigación.

No hay comentarios: