Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

Aliada a tu éxito.

domingo, 22 de abril de 2018

Dormir poco perjudica la dieta

Por Lisa Rapaport

NUEVA YORK, EE.UU./ REUTERS HEALTH -Aun cuando consumir menos calorías ayuda a adelgazar, un experimento sugiere que no sería tan fácil deshacerse de la grasa corporal si se duerme poco.

En ocho semanas, 15 adultos con sobrepeso y obesidad se concentraron sólo en consumir menos calorías y 21 adultos también durmieron menos (una hora menos todos los días de la semana y una hora más los sábados y los domingos).

Al final del experimento, ambos grupos habían adelgazado unos 3,2 kg. Pero aquellos que habían dormido menos perdieron menos tejido graso y más masa muscular.

"Las personas que quieren adelgazar, y perder grasa en especial, tienen que evitar reducir las horas de sueño en la semana porque no pueden compensarlas los fines de semana", indicó Kristen Knutson, de la Escuela Feinberg de Medicina de la Northwestern University en Chicago, que no participó del estudio.

"La restricción calórica y el ejercicio son muy importantes para adelgazar y mantener el peso, pero también hay que tener en cuenta estos resultados y otros", agregó.

La falta de sueño está asociada con un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad, mientras que el sueño inadecuado lo está con dificultades para adelgazar, según publica en la revista Sleep el equipo de Xuewen Wang, de la University of South Carolina, Columbia. Wang no hizo comentarios sobre el estudio.

La mayoría de los participantes era mujer y más de la mitad, afroamericano. Tenían 45 años, en promedio, con un índice de masa corporal (IMC) que indicaba obesidad.

Antes del experimento, el grupo que redujo las horas de sueño consumía unas 1.775 calorías diarias y, durante el estudio, ingirió unas 1.454 calorías diarias. El otro grupo redujo de 1.575 a 1.389 las calorías diarias.

Los participantes que no modificaron las horas de sueño dormían 7-7,5 horas por noche antes del experimento y siguieron haciéndolo durante el estudio. En cambio, el otro grupo, durmió 6-6,5 horas por noche en la semana y 8-9 horas por noche los fines de semana.

Todos los participantes recibieron el almuerzo y la cena preparados para cuatro días por semana, además de menús tipo y orientación nutricional para el resto de los días.

El grupo que no alteró su descanso perdió más grasa corporal que masa muscular: en la mitad de los casos, por lo menos el 83 por ciento del peso perdido era tejido graso y menos del 17 por ciento, tejido magro.

En cambio, el grupo con menos horas de sueño tendió a perder más tejido magro que grasa: en la mitad de los casos, por lo menos el 39 por ciento del peso perdido era masa muscular y no más del 58 por ciento, grasa.

A pesar de las limitaciones del estudio, los resultados aportan evidencia de que los buenos hábitos de sueño son clave para adelgazar, según opinó Marie-Pierre St-Onge, investigadora especializada en nutrición del Centro Médico de Columbia University, Nueva York, quien no participó del estudio.

FUENTE: Sleep, online 9 de febrero del 2018

No hay comentarios: