Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

Dale clic, y escúchala la mejor música tropical.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Comentarios al poemario: 'Un baluarte en las nubes'

Fuente, https://www.lavozdelsur.es

España.- María Chamorro Lara nos brinda su primer poemario y, lejos de ser una obra inmadura como habría que esperar de una autora primeriza, por el contrario, está llena de madurez, resultando muy evocadora. En este libro la autora nos narra descarnadamente su desgarro, su difícil camino existencial, su experiencia, su lucha por superar grandes obstáculos y dificultades, junto con sus esperanzas y sus frustraciones. Pero sobre todo nos lanza un mensaje muy claro: que siempre hay que sobrevivir, que siempre hay que seguir para adelante, aunque nos pasen las cosas más horribles. Pero en ese viajar de María, a veces se muestra vulnerable, se siente sola ante el mundo y por eso nos pide ayuda, nos solicita que le demos la mano para cruzar la vida, para que con ello, de ese modo, pueda soportar la áspera y afilada realidad. 
María Chamorro Lara.

Más que un libro de poemas se podría considerar un libro a corazón abierto, de un corazón que necesita cirugía, que precisa pasar por un quirófano de hospital y recibir un trasplante, pues lo tiene deshecho. Como dice ella: "Él me soltó un corazón/ y el mío se lo llevó preso. Él me robó el corazón/ y aún lo llevo puesto". La mitad de su corazón está desgajado por el engaño, por las buenas maneras y halagos, por el arte de engatusar, que al final nunca se traducen en hechos, y sólo dejan un rastro de palabras engalanadas y huecas que alimentan su vacío. El mensaje de Chamorro se asemeja al de la escritora isabelina Pilar Sinúes que recomendaba una estrategia de la sentimentalidad femenina y que sugería que las mujeres fuesen, a la vez, amantes y amigas en la relación conyugal. Una auténtica revolución en aquellos tiempos. Pero en el caso de María, ésta no ha conseguido lo segundo, a pesar de su entrega y de sus sacrificios. 

En este poemario la escritora se desnuda sentimentalmente, sin ningún pudor ni vergüenza y destapa al lector su sensibilidad. Así, durante la lectura, el que lo repasa siente como suya la rabia contenida de María, su envidia, por el disfrute de los otros que ella no ha tenido, su inconformidad, su Ilusión, su decepción, su impotencia, su cansancio, pero nunca su indiferencia. Como muchas grandes escritoras femeninas también exhibe la fortaleza de la madre tierra. Así, sus poemas inspiran fuerza, garra, propia de un espíritu indomable, de resistencia, de una mujer que nunca se arrodilla ni ante nadie ni ante nada, que, si se cae, ella sola sabe levantarse, demostrando su naturaleza briosa y energética. Estas ideas de resistencia las esboza en estos versos: "Cuando vuelvas, ya no estaré,/ me habré ido a cazar nubes". "Si te vas,/no olvides llevártelo todo,/llevártelo todo contigo,/llévate todos tus recuerdos/ y llévate también mi olvido”.

Ante todo Un baluarte en las nubes es un libro que se construye bajo la columna vertebral del amor. Pero no alude a un amor empalagoso, azucarado, ñoño, sino todo lo contrario. Sus poemas se refieren más bien al desafecto, y con en ellos descubrimos que bajo los faldones de la pasión se esconde el desamor: “Espalda con espalda,/ la oscuridad me vigila”, “No te cruces en mi camino/ que llevo un adiós guardado en mi mano”, “Que se ensanchen las calles /si por cosas del destino te pones ante mí,/ no quiero que tu olor quede/ en mis sentidos impregnado” . Asimismo, en contraste con este hueco y desasosiego que sufre, nos presenta sus inmensos deseos de amar, de abrirse al mundo, como cuando ella expresa: “y abro la ventana de mis sueños para mirar si/ veo el cielo brillar, /segundos más tarde, cierro el cristal por /miedo a despertar". “Háblame de amor y seré luz creciendo en la pasión,/ fuego, cayendo en tus deseos”, “Háblame del amor/ aunque luego arrepentirme tenga”. Sus poemas recuerdan a los de la poetisa colombina, amiga de Gabriel García Márquez, Meira del Mar, cuando declaraba: "¡Y ya nunca sabrás/ si me hallaste en la vida o en un sueño no más!"

María, también nos comunica su modelo de amor, que es ideal y eterno: “Quiero que tus manos/ al tocarme, dejen huellas en mí /y pasado el tiempo sigan ahí/ tocar mi piel y tocarte a ti”

Para María el amor es luz y el desamor es luto, oscuridad, como manifiesta en estos versos: “Que pronto te diste cuenta/ de que en mi cuartillo no entra la luz”, “De luto me bañaste / con tus blancas palabras”.

En definitiva es un libro imprescindible para entender la vida y el amor, con un lenguaje sencillo y accesible que cautiva, donde experimentarás, si te animas a ojearlo, emociones fuertes. He disfrutado una inmensidad leyéndolo, como hacía mucho tiempo que no lo hacía, y ello me ha reconciliado, momentáneamente, con la poesía, pues últimamente me estaba desapegando de este género, hasta el punto de que me habían aburrido mucho los últimos poemarios que he leído.

No hay comentarios: