Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Obispo de SFM critica impunidad impera en el país; dice justicia ha sido secuestrada

Foto: El obispo Fausto Mejía junto
al periodista y abogado Francisco Calderón.
Monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo, entiende que “a justicia hace tiempo ha sido secuestrada, se le ha sacado el alma, todo el sistema político ha sido vulnerado, y la corrupción es la base fundamental”.


SAN FRANCISCO DE MACORIS, República Dominicana.- El obispo de la diócesis de San Francisco de Macorís, deploró la impunidad imperante en el país producto de que la justicia ha sido secuestrada, lo que impide que nuestra sociedad avance y crezca.

Monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo, entiende que “a justicia hace tiempo ha sido secuestrada, se le ha sacado el alma, todo el sistema político ha sido vulnerado, y la corrupción es la base fundamental”.

El prelado católico fue abordado en torno al caso de los implicados en el escándalo de la empresa constructora Brasileña Odebrecht, donde en la actualidad no hay un solo detenido y en torno al escándalo de sobrevaluación de los aviones super tucano, señalando que mientras en el país no haya un régimen de consecuencias la corrupción seguirá campante.

Sobre el caso Odebrecht, Monseñor Mejía Vallejo, expuso que este caso es una realidad lamentable, porque en primer lugar sabemos que se ha sido selectivo con un grupo de personas, se ha actuado con criterio político y no figuran todas las personas que deben de estar.

“Así vemos que los que fueron implicados son enviados a sus casas y aunque se diga que el proceso continúa, al fin y al cabo no hay un régimen de consecuencias”, refirió.

Agregó que lo más grave de todo con respeto a la impunidad, es que así nunca vamos a tener un país, una sociedad verdaderamente que avance y crezca.

Delineó que los países que avanzan, crecen y se desarrollan, tienen paz social justamente son países donde la justicia impera, el orden y las consecuencias que el que hace algo debe pagar por eso.

Para Monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo, la corrupción ha arropado todo el sector público y privado, en todas las dimensiones.

“Hay muchísimas cosas que son vergonzosas, realidades que están tan claras que en cualquier país del mundo ameritan cárcel o sencillamente la recuperación de los bienes mal habidos, pero sin embargo, aquí todo se resuelve con un “auto de no ha lugar” o “una garantía económica”, subrayó.

El obispo de la diócesis y también Gran Canciller y Rector de la Universidad Católica Nordestana (UCNE), entiende que “la impunidad se va a acabar el día que verdaderamente se empantalonen y comiencen a poner el orden en el país, la disciplina, que la justicia funcione y que las cosas se ordenen de tal manera que tengamos un régimen de consecuencias”.

“Mientras no haya una voluntad política no vamos a cambiar, porque aquí todo es una componenda, si es del partido, el amiguismo, si es militar, si es esto, hasta que no tengamos una voluntad política, un presidente, una cámara de diputados y senadores que respondan a lo que debe ser, esto no va a cambiar jamás en la vida”, sentenció.

Cree que con los partidos políticos que tenemos en estos momentos y con todos los actores, con raras excepciones, no ve que tengamos una especie de República dominicana liberada de la impunidad, de esta “mañocidad” y “tramposidad”.

Sostiene que en este país la política se ha convertido en una especie de fuente de enriquecimiento ilícito, para lo cual sus actores buscan la impunidad, para quedar fuera del alcance de la justicia.
 

No hay comentarios: