Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

martes, 11 de abril de 2017

“La bachata es un bolero rítmico que se aceleró con la introducción de otros instrumentos”

José Manuel Calderón.
Fotos: José Manuel Castillo
La tesis El Añoñaito, de que la bachata nace en el Cibao, es refutada por Edilio Paredes, quien reconoce que la región norte, ha sido la más prolífera en relación al surgimiento de los exponentes del ritmo.

Fuente, Acento.com.do

SANTIAGO, República Dominicana.- Tesis como la planteada por el cantautor Anthony Ríos, de que “la bachata es un boleto rítmico tropical”, fueron debatidas en la séptima versión del Congreso Internacional, Música e Identidad del Caribe (MIC VII), esta vez con el tema “Bachata y Cuerdas en las Expresiones Musicales del Caribe”.

También sobresalió la defensa del guitarrita Edilio Paredes, quien sostiene que la bachata, surgió como ritmo musical, en los barrios de la Santo Domingo, específicamente en sectores más pobres.

Ambos planteamientos fueron corroborados por la mayoría de participantes en el evento internacional, no obstante, el bachatero Luis Segura, conocido como El Añoñaito, alega que, el ritmo, descrito como la música de amargue, música de guardias, música de bares y cabaret , en sus orígenes, se expandió desde el Cibao, con su incursión a la bachata. Segura alega que Rafael Calderón, quien habría grabado la primera bachata el 30 de mayo de 1962, no es el primer bachatero, porque a su juicio, el cantante, no hacía bachata, sino, bolero.

La tesis El Añoñaito, de que la bachata nace en el Cibao, es refutada por Edilio Paredes, quien reconoce que la región norte, ha sido la más prolífera en relación al surgimiento de los exponentes del ritmo. 

En cuanto a lo dicho por Segura de que José Manuel Calderón, no es el pionero, del ritmo, el cantautor del tema “Luna”, se inclinó ante un público, que escuchó, en voz de los ponentes del MIC VII, que es el responsable de grabar la primera bachata, en la República Dominicana y que no hay otros registros anterior a su hazaña.

Observaciones.
En el desarrollo del evento que reunió a participantes de 10 países, interesados en conocer sobre el origen y la evolución de la bachata, surgieron inquietudes sobre que sería del ritmo en la posteridad y que tendrían que hacer las nuevas generaciones, que hoy lo tocan y lo disfrutan para mantenerlo en el tiempo.

Es por esta razón que Efraín Amador, de la Universidad de las Artes, de La Habana, Cuba, sugirió a los músicos bachateros y a las autoridades dominicanas, responsables de aupar la cultura, iniciar un proceso de eternizar el ritmo, a través de las escrituras. El estudioso de distintos ritmos caribeños, afirma que no daría muchos resultados en el tiempo, solo disfrutar de lo que se tiene a mano, si no se busca la manera de dejar lo que se hace a las nuevas generaciones.

Escuelas de la música popular.

El cantautor dominicano, Manuel Jiménez, quien narró que aprendió a cantar en la escuela con la influencia de los cantos de conucos y la “majata” (majar arroz con cantos), llamó la atención sobre la implementación de una política cultural de estado, que incluya la creación de al menos una escuela de música popular, en cada municipio, para que los jóvenes aprendan de manera académica, bachata y merengue.

El compositor de temas como “Con agua de sal”, “Derroche” y otros, dijo que se no se concibe que la tierra donde se creó el merengue, no hayan escuelas para enseñar los muchachos a tocar los instrumentos del ritmo y explicó que lo mismo pasa con el género de la bachata.

“Hay que buscar una programación que le diga a los maestros que hacer con los niños en las escuelas”, dijo Jiménez, tras su ponencia, “De lo llano a lo sublime en la creación musical”.
“Los músicos hacen bachata y nosotros canciones”

El cantautor Víctor Víctor, sostiene que la bachata, es un ritmo en desarrollo, que los exponentes actuales, deben seguir cultivando, porque es un ritmo muy joven. El autor de “Mesita de noche”, dijo que la bachata entra a la gente por el corazón, porque es un ritmo de sentimientos.

“El merengue, entra por los pies y sale por el corazón, pero la bachata, entra por el corazón y sale por los pies”, asegura Víctor Víctor, quien además señaló, “la bachata las hacen los músicos, nosotros hacemos canciones”.
Piden declarar día de la bachata.

Entre los debates surgidos entre los participantes que protagonizaron las ponencias y los debates, también surgió la propuesta, para que se establezca por ley el día 30 de mayo, como el día nacional de la bachata. Esta idea encontró el respaldo de la mayoría de los activistas culturales del MIC VII, “Bachata y Cuerdas en las Expresiones Musicales del Caribe”.

El conclave bachatero, llevó todos los temas relacionados al ritmo, desde el significado de la palabra bachata, hasta su relación que este estilo musical, según el guitarrita, Edilio Paredes, el primero en relacionar el terminó bachata, con el ritmo fue el músico Rafael Solano, quien habría identificado la expresión musical con la palabra bachata, para alejarla de los sectores sociales, porque esta palabra es sinónimo, de bulla, jolgorio o un junte, considerado de mal gusto.

Paredes contó que ellos, es decir, los pioneros del ritmo, fueron quienes buscaron la descripción de música de amargue, para contrarrestar el rechazo de la gente. “Toda la música es amargue”, dijo músico, defendieron la tesis de que cualquier situación que se asocie con la música y que deja recuerdos, produce amargue.

Del baile lento de bolero a la danza rápida.

Los expertos en hacer y estudiar la bachata, coincidieron en que el cambio de un baile lento, en el cual se procuraba cortejar a la pareja, que se usaba con el bolero, empezó a cambiar a medida que se aceleró la bachata y emergió en los bateyes y barrios un movimiento para llamar la atención y hacer una coreografía, basada en piruetas al ritmo de la música. “Hoy más espectáculo que baile”, afirma Manuel Jiménez, compositor de la bachata “Para un beso te da”.

La bachata en la actualidad.

El bajo, el bongó y la güira, además del punteo, hecho con la guitarra, que se conoce como requinto, han cambiado la parte rítmica del género diferenciándolo del bolero, del cual se desprende, asegura Juan Francisco Ordoñez, quien habría participado en el músico Luis Días, en la creación de temas, como “La pérdida”, “Yo quiero andar”.

En relación a las letras de las composiciones de las bachatas, Manuel Jiménez, afirma que los bachateros hacen poesía popular, con las palabras que tienen, dice Manuel Jiménez; y que sobre todo mucho de ellos se sustenta, en la sabiduría de los pueblos, expresada en refranes, como han sido los casos de Marino Pérez y otros.

La fiesta final.
El cierre musical del evento estuvo a cargo de Los alumnos y alumnas de la Academia de Bachata de Cabarete, la única en el país, para formar músicos en este ritmo.

El grupo compuestos por jóvenes, adolescentes y niños, impactó a los reunidos en el Patio Caribeño del Centro León, Eduardo León Jimenes, con una descarga de bachatas, que fueron coreadas y bailadas por la concurrencia, que se despidió luego esta presentación.

Los muchachos dirigidos por Benjamin de Menil, presentaron en escena una propuesta de canciones conocidos en el ambiente musical y otras composiciones inéditas, entre las composiciones no conocidas, se estrenó el tema “Apóyeme”, una bachata, escrita e interpretada por el niño de nueve años, Jerry Castillo (Mini Perla), quien además interpretó a los bachateros, Juan Bautista y Eduard José (El Varón de la Bachata).

No hay comentarios: