Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

Dale clic, y escúchala la mejor música tropical.

lunes, 30 de enero de 2017

Es real. El planeta se calienta

Los expertos sostienen que
el Caribe se enfrenta hoy a la
peor parte del aumento de la
temperatura atmosférica y
de los niveles del mar.
Por F. Martin
Fuente, http://www.traveltradecaribbean.es/

Servicio de TTC.- El año 2016 ha lanzado una severa advertencia. El planeta se calienta y no sólo el turismo internacional sufrirá las consecuencias. La víctima será toda la humanidad.

Según los científicos el planeta Tierra alcanzó su temperatura más alta en 2016 y así hizo pedazos un récord establecido sólo un año antes, 2015, que a su vez había roto otro en 2014.

La ciencia ha sido muy clara. Según sus estudios es la primera vez en la era moderna del calentamiento global que las temperaturas han subido por tres años seguidos.

Estos estudios hacen oficial que la Tierra se está calentando, un paso más allá en una disputa científica, en la que suelen participar políticos, a favor de los que “creen” en el calentamiento. Las pruebas aparecen como contundentes. Las temperaturas tienden hacia niveles que muchos expertos creen que representarán una profunda amenaza tanto para la naturaleza como para la civilización humana.

Para una buena parte de la humanidad esto es una advertencia seria. Para los destinos turísticos de todo el mundo, y especialmente en el Caribe, ya son hechos actuales.

Los expertos sostienen que el Caribe se enfrenta hoy a la peor parte del aumento de la temperatura atmosférica y de los niveles del mar. Especialmente las islas más pequeñas y las áreas bajas están siendo afectadas drásticamente por el aumento del dióxido de carbono, el mar y otras consecuencias.

Los científicos insisten en que los repentinos cambios climáticos en la región están provocando efectos adversos en las encantadoras playas del Caribe, los arrecifes de coral, los huertos, la vida marina y la flora y fauna local. Ellos predicen que si la temperatura atmosférica sigue aumentando en la escala actual, los grandes huracanes se convertirían en algo mucho más frecuente en la región.

Todo parece indicar que la catástrofe ya está ocurriendo.

Los datos más recientes subrayan que en 2015 y 2016, el calentamiento planetario fue intensificado por el patrón climático conocido como El Niño, en el cual el Océano Pacífico liberó una enorme explosión de energía y vapor de agua en la atmósfera. Pero el factor más importante según los registros fue la tendencia a largo plazo del aumento de la temperatura, que de acuerdo con los científicos está siendo impulsada por los crecientes niveles de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

Los investigadores creen que el calentamiento global en su fase actual comenzó en los años 70 después de un largo tramo de temperaturas relativamente planas.

Pero los tres años pasados marcan la primera vez en ese período que el fenómeno ocurrió “en fila”. Y otra mala noticia es que de los 17 años más calurosos registrados en el mundo, 16 han ocurrido desde 2000.

El Caribe en particular se enfrenta a una gran amenaza de las condiciones de sequía que ha llevado a la escasez de agua en varias islas. El aumento del nivel del agua en los océanos también ha dado como resultado el aumento de la salinidad de los acuíferos costeros, reduciendo la disponibilidad de agua dulce a través de pozos y manantiales.

La situación del Caribe debido al calentamiento global es preocupante porque el fenómeno ya daña el turismo. Y para el área, el turismo no está clasificado como “cualquier otro” parámetro económico. Es vital para la economía caribeña y los medios de subsistencia de su gente.

Según datos de la Organización de Turismo del Caribe, en 2015 los viajes turísticos internacionales a la región crecieron un siete por ciento hasta los 28,7 millones de visitas, mucho más alto que el proyectado crecimiento de cuatro a cinco por ciento. Los visitantes gastaron unos 30.000 millones de dólares, un 4,2% más que los 28,800 millones de dólares gastados en 2014.

No hay comentarios: