Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

sábado, 2 de noviembre de 2019

Legado de Miguelito Suarez sigue vivo

Por Santiago Dolciné/Noticias A Tiempo

SANTIAGO.- Ha transcurrido más de una década desde que un disparo cegó su productiva vida, sin embargo, el legado y pasión de Miguelito Suarez por el baloncesto se mantiene vivo.

La semilla que sembró el destacado profesional y hombre de baloncesto germinó en la escuela de baloncesto que lleva su nombre, la misma funciona en el club El Ensueño (Cluden) en esta ciudad.


“Descansa en Paz hermano querido, aunque no estas físicamente tu obra y legado sigue vigente en el corazón de todos aquellos que te queremos y extrañamos”, dijo su hermano Homero Suarez, director de la escuela.

Con gran dedicación, respeto y firme compromiso de ayudar a mejorar vidas por la vía del basket varios entrenadores guiados por el ejemplo de Miguelito, trabajan de manera intensa con niños y jóvenes del sector El Ensueño, zonas cercanas y el país.

“Flaco, seguiremos llegando a rincón del mundo donde se juegue baloncesto, a cada hogar donde se necesite el pan de la enseñanza a cada joven que ve en el deporte una luz en el camino, hoy vives más que nunca”, escribió Homero en las redes sociales.

La escuela de baloncesto Miguelito Suarez también realiza labores sociales en beneficio de niños y jóvenes no solo de Santiago sino de otras ciudades, entrega de útiles escolares y deportivos, medicinas, calzados deportivos.

La desaparición física de Miguelito enlutó la colectividad deportiva no solo de Santiago de los Caballeros y la capital dominicana sino todo el país.

Suarez, fundador del Buró Dominicano de Maxibaloncesto (Budomax), también presidió por un tiempo la Federación Internacional de Maxibaloncesto (Fimba).

Miguelito, jugó baloncesto superior en Santiago con el club Fernando Valerio (Plaza), también realizó labores como gerente general del club Los Prados en el baloncesto capitalino donde residía.

No hay comentarios: