Perfil

José Manuel Castillo, Director de Noticias A Tiempo.Net, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

Aliada a tu éxito.

martes, 19 de junio de 2018

Jueza envía a juicio de fondo a Marlon y Marlin Martínez por asesinato de Emely Peguero

El cuerpo de Émely Peguero fue
encontrado en un solar baldío.
La muerte de Emely Peguero se produjo alrededor del mediodía del 19 de agosto de 2017.

Noticias a Tiempo
josemlct11@hotmail.com


Santo Domingo.– El Primer Juzgado de Instrucción de San Francisco de Macorís envió a juicio de fondo a Marlon y Marlin Martínez, acusados del asesinato de la adolescente Emely Peguero, quien fue ultimada en agosto del año pasado.

La magistrada Isolina Peralta, quien preside el tribunal, dijo que hay pruebas suficientes para juzgar en juicio de fondo a Marlin Martínez como cómplice, porque ejerció autoridad y presión sobre su hijo Marlon para “resolver” el problema del embarazo de Emely.


Mientras que en el caso de Marlon, consideró que existen pruebas para que sea condenado en juicio de fondo por asesinato.

Isolina Peralta aclaró que es jueza de la acusación, no del juicio de fondo, por lo que entiende no es la encargada de juzgar inocencia o culpabilidad de los imputados.

La Marlin junto a su hijo Marlon Martínez son los principales acusados de la muerte de la joven, quien al momento de su fallecimiento estaba embarazada.

Las autoridades acusan a Marlon Martínez de homicidio agravado y/o asesinato, mientras que su madre Marlin Martínez es acusada de cómplice de homicidio agravado y/o asesinato contra la adolescente Emely Peguero.

Según las autoridades, Emely tenía un noviazgo consentido con Marlon Martínez desde hacía más de dos años y producto de dicha relación quedó embarazada hacía 22 semanas.

Emely tenía en su vientre el bebé mutilado
Marlon Martínez y su madre Marlin Martínez tuvieron oculto el cuerpo de la adolescente Emely Peguero en la finca de un amigo de la familia e llegaron a proponerle al Ministerio Público que revelarían su paradero a cambio de que a la mujer no le dictaran prisión como medida de coerción.Los ahora imputados movieron en por lo menos dos ocasiones el cuerpo de Emely luego de que ésta falleciera cuando el propio Marlon le estaba practicando un aborto destrozando en el vientre la criatura de seis meses de concebida.
El aborto fue practicado en un apartamento propiedad de Marlin, donde falleció Emely como consecuencia de una hemorragia.

Marlon entonces introdujo el cadáver de su novia en un saco y la metió en el baúl del carro, tirando el cuerpo debajo del puente Colón, en Cenoví, San Francisco de Macorís.

En la conocida como bomba de Cenoví, Martínez utilizó el celular de Emely para enviarle un mensaje de texto a la hermana de la víctima para hacer creer que ésta aún estaba viva.

Según las investigaciones preliminares, posteriormente vuelve a recoger el cadáver y lo llevan a la finca donde permaneció oculto y lo introducen entonces en una maleta para lanzarlo en otro lugar.

Cuando la familia de Emely empieza a darla por desaparecida, Marlon acompaña a la hermana de la víctima dizque para ayudarla a buscar. Después de eso vuelve al apartamento a tratar de ocultar las evidencias del aborto y la muerte, pero los investigadores, utilizando químicos especializados, encontraron los indicios de sangre humana tanto en el apartamento como en el baúl del carro.

La muerte de Emely Peguero se produjo alrededor del mediodía del 19 de agosto.

Los investigadores han determinado que la madre de Martínez habría participado en los intentos de encubrimiento de la acción de su hijo y en querer desaparecer el cadáver y es quien planifica llevarlo a la finca donde estuvo escondido.

Cuando las autoridades empezaron a hacer los allanamientos en búsqueda del cuerpo, entonces alguna persona hasta ahora desconocida sacó la maleta de la finca y la tiró a la orilla de la carretera que va a Cayetano Germosén, provincia Espaillat, donde finalmente fue encontrada.

Los investigadores sospechan que la maleta con el cuerpo fue tirado ahí a eso de las 8:00 de la noche.

Los investigadores sospecharon de inmediato que se trataba de Emely, pero para confirmarlo debieron llevar el cuerpo al Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Santiago para hacerle las pruebas de rigor.

Sin embargo, en la misma escena el médico legista que hizo el levantamiento detectó que se trataba del cuerpo de una mujer embarazada.

Con la autopsia se determinó que Emely aún tenía en su vientre parte de la criatura que había sido mutilada con objetos cortantes.

También tenía la ropa que llevaba puesta cuando salió por última vez de su casa y un pequeño guillo en la muñeca, lo que facilitó que la familia la identificara.

El cuerpo de Emely estaba en posición fetal dentro de la maleta, donde fue introducida sin ser mutilada debido a que era una adolescente de baja estatura.

El cadáver muestra algunos golpes, pero se realizan nuevos estudios para determinar si los mismos le fueron producidas estando Emely viva o si son “post morten.”

El Dia

No hay comentarios: